El resurgimiento de la lengua hebrea: el verdadero aporte de Eliezer Ben Yehuda

Published: 
Diciembre 2020

Fuente: Cuadernos Judaicos N° 37 (2020). (Reseñado por el equipo del Portal.)

El papel que cumplió Eliezer Ben Yehuda –apodado el «resucitador» o «innovador» del hebreo–, en el proceso de «renacimiento» de la lengua se revisó en este artículo en el contexto histórico.

La opinión generalizada respecto al impacto del quehacer de Ben Yehuda, se cuestionó argumentando que no se tiene en cuenta que el desarrollo del hebreo en las décadas previas al establecimiento del Estado de Israel y después de su constitución, en 1948, se trató de un proceso en el que participaron otros intelectuales y no de la acción de una sola pesona.
Asimismo, se señaló que el hebreo no «murió para que sea necesario resucitarla, ni en su forma oral y mucho menos en la escritura».

Por otro lado, al aludir a la creación del Comité de la Lengua Hebrea (Vaad Halashón Haivrit), en 1889, se indicó que sus integrantes, quienes trabajaban de manera voluntaria y entre los que se contaban Ben Yehuda, David Yellin; el Rabino Chaim Hirschensohn, y Avraham Moshe Luntz, actuaron en este marco poco tiempo.

Los motivos por los cuales el Comité suspendió sus actividades se relacionaron con la diferencia de criterios entre sus integrantes y la falta de apoyo de los habitantes a sus resoluciones.

Aproximadamente una década más tarde se fundó la Academia de la Lengua Hebrea, que también en la actualidad representa la autoridad máxima en Israel en todo lo que atañe al uso del idioma hebreo.

Ben Yehuda – vida y  obra
El breve recorrido por la vida de Ben Yehuda se detuvo en sus principales hitos, comenzando por su nacimiento, en 1858, en Luzhki cerca de Vilna, Lituania, bajo el nombre de Eliezer Yitzhak Perelman.

Después se hizo referencia a su vida en París y Argelia, y a su inmigración a Israel a los 21 años, con quien se convertiría en su primera esposa Deborah, poco tiempo después de haber comenzado a publicar artículos «sobre el renacimiento nacional del pueblo judío», bajo la firma de Eliezer Ben Yehuda.

Ben Yehuda llegó a Palestina en el marco de un grupo del «movimiento popular, social y nacional judío llamado “Chovevei Tzion”» que bregaba por «la renovación del pueblo de Israel, mediante el retorno a Tzión». Los nuevos inmigrantes de fines del siglo XIX comenzaron a crear instituciones «económicas, políticas y educativas» que constituirán las bases institucionales del nuevo Estado.

Como uno de los logros de la nación incipiente se destacó el proceso de «hebraización de la educación y de la cultura», resaltando «la creación de la Universidad Hebrea de Jerusalén» y «el teatro Habima».

El hebreo que se fue consolidando en vísperas de la creación del Estado se delineó como «adaptado al espíritu de la época: muy exacto, detallista y carente de estilo», y se presentaron numerosos ejemplos de vocablos nuevos que se configuraron en función de la morfología propia del idioma.

De la labor de Ben Yehuda se enfatizó su arduo quehacer en cuanto a la renovación de palabras, junto con otros expertos, y fundamentalmente, su labor de difusión masiva del hebreo mediante su trabajo como publicista y como autor del Diccionario del antiguo y nuevo hebreo, cuyo primer volumen salió a la luz en 1908.

El hecho de que en este diccionario no se indicó quién había introducido determinado vocablo nuevo, en opinón del autor «fue lo que colocó a Ben Yehuda como el máximo creador en la lengua HB».

Updated: Jun. 08, 2021
Print
Comment

Share:

Facebook comments:

Add comment: