Caminos de la educación judía en Cuba

Published: 
2018

Fuente: Espacio Laico

Las autoras de este artículo, quienes asumieron hace un par de años un activo rol en la continuidad del proceso educativo de la comunidad judía de Cuba, delinearon el itinerario transitado en esta área desde principios de la inmigración hasta nuestros días.

Su trabajo de morot (del hebreo, maestras) en el Majón (Instituto) Alberto Einstein de La Habana, nos cuentan, representa un reto personal sustentado en dos principios fundamentales del judaísmo, que resaltan a lo largo del trabajo: la transmisión de valores y conocimientos de generación en generación (ledorvador) y la reparación del mundo (tikún olam).

Educación judía - orígenes
La primera escuela judía en Cuba se llamó Talmud Torá Theodor Herzl y si bien fue establecida en el año 1924 por la comunidad sefardí local, albergaba a niños de todos los sectores comunitarios. A partir de sus inicios, se hizo referencia a las diferentes vicisitudes que afrontó la educación judía en la isla antes y después de la revolución de 1959.
***
En la actualidad, se resalta la gran diversidad del alumnado, en lo que atañe a nivel de escolaridad, profesiones y edades, ya que está integrado por 178 niños, jóvenes y adultos, organizados en 7 clases, destacando que en muchas ocasiones los padres llegan al centro educativo por iniciativa de los hijos. También las áreas temáticas y las estrategias didácticas son variadas e incluyen Historia y Judaísmo; Festividades (Jaguim) y la lengua hebrea, por un lado y técnicas visuales, audiovisuales y dramáticas, por el otro.

Asimismo, se dedica especial atención a preservar la memoria histórica y a interrogantes relacionados con la identidad individual y colectiva cubano-judía / judeocubana y el 'aquí y ahora' de la comunidad. Este proceso se afianzó en los años 90 cuando comenzaron a contar con el apoyo de la organización Joint .

En esta experiencia, señalan, subyace el principio de paz: «Una educación judía debe tener presente que su finalidad se orienta hacia el alcance de la paz, en su sentido hebreo shalom». Sus resultados se resumen como «transformación del sujeto», la preservación del legado de generaciones y una actividad comunitaria más participativa. Y por sobre todo, como un proceso en el que «todos hemos crecido».


 

Updated: Jun. 28, 2020
Print
Comment

Share:

Facebook comments:

Add comment: