Resistir a la desesperación y la impotencia con la esperanza Una lectura de los diarios de Janusz Korczak

Published: 
Septiembre 2019-febrero 2020

Fuente: MILLCAYAC - Revista Digital de Ciencias Sociales / Vol. VI / N° 11 / septiembre 2019- febrero 2020, (pp. 415-442). SIPUC. FCPyS. UNCuyo. Mendoza. (Reseñado por el equipo del Portal).

La vida y obra de Janusz Korczak (seudónimo literario de Henryk Goldszmit) –pediatra, pedagogo y escritor judío-polaco, que nació en Varsovia en el año 1878 o 1879, y murió en el campo de exterminio de Treblinka en 1942–, se revisaron en este ensayo a la luz del concepto de resiliencia, sobre el que se amplió. Desde la perspectiva de los autores, «la resiliencia puede manifestarse como acción individual o colectiva con otros».

El trabajo está sustentado en los diarios personales que escribió Korczak en dos etapas de su vida: en su juventud y durante la Segunda Guerra Mundial, en el año 1942, desde el Gueto de Varsovia, en los meses previos a su asesinato.

El interrogante clave que constituyó el eje central de este trabajo fue «cómo Korczak pudo resistir las tensiones extremas de su vida y producir una obra educativa y literaria sin precedentes».

La elección de Korczak, de dedicar su vida a la atención de los niños –de los orfanatos que dirigía así como de otros entornos vulnerables–, su tenaz lucha por la dignidad humana, sostuvieron los autores, le ayudó al reconocido educador a afrontar las difíciles circunstancias que lo rodeaban y el gran estrés que traían aparejado.

Especial atención mereció su concepción pedagógica precursora, que promovía los derechos de los niños, la educación comunitaria en instituciones para huérfanos, el trato respetuoso de los niños, y concedía un destacado lugar al juego infantil y a lo que el adulto puede aprender de los niños.

Personalidad e identidad
Al delinear la biografía de Korczak se subrayó sus dobles lazos de pertenencia hacia la cultura judía y polaca, que lo condujeron a su búsqueda constante de identidad.

En su faceta de escritor se centró en «presentar la vida de los niños desde su propio punto de vista». Indicando que los destinatarios de su obra era el público joven.
Entre sus múltiples actividades, además de la educativa, literaria y médica, se recordó su programa radial: Charlas del Viejo Doctor; la Pequeña Revista,publicación que estaba enfocada en los intereses y derechos de los lectores jóvenes.

Haciendo referencia a testimonios de personas que trabajaron con Korczak y a las obras sobre su vida, se esbozó un semblante multifacético de su personalidad que abarcó aspectos menos conocidos del pedagogo, tales como rasgos de tristeza, depresión y pesimismo.

Asimismo, se incluyeron referencia a sus dos visitas a Palestina en los años 1934 y 1936, y a su consideración de la posibilidad de emigrar.

Volviendo al interrogante central acerca de los pilares sobre los que se apoyo Korczak para lograr afrontar de manera creativa, efectiva y profesional las fuertes tensiones implícitas en las circunstancias históricas en las que vivió, se destacó el importante papel que jugaron las personas de confianza de su entorno, amigos y compañeros de trabajo, y el hecho en sí de la existencia del movimiento de resistencia en el gueto de Varsovia.

Finalmente, al plantear la mirada generalizada sobre Korczak, como persona que se sacrificaba por los niños, se citó a Ida Merżan, profesora y compañera de trabajo de Korczak, quien recordó la opinión que expresó el propio Korczak respecto al sacrificio por otros: «El que dice que se está sacrificando por algo o alguien está mintiendo. (…), y yo amo a los niños. No me estoy sacrificando. No lo hago por ellos. Lo hago por mí. (Merżan, 1975: 46).

Updated: Feb. 11, 2021
Print
Comment

Share:

Facebook comments:

Add comment: