Purim y el Dia de la Mujer

Published: 
23 de enero 2021

Fuente: Mujer y Judaísmo

Como todos los años, nuevamente la celebración de la Fiesta de Purim y del Día Internacional de la Mujer –decretado por la ONU–, que se celebran el 14 del mes de Adar y el 8 de marzo, respectivamente, vuelven a encontrarse en páginas cercanas en ambos calendarios, judío y gregoriano. Dado que una de las protagonistas clave de Purim es la reina Esther, esta coincidencia, inevitablemente, convoca a la reflexión acerca del rol de Esther y de la mujer en general, en el relato bíblico.

En este contexto, este breve artículo, que se centró en la concepción de la mujer tal se refleja en el Libro de Esther, plantea agudos interrogantes acerca del relato bíblico desde la perspectiva de la mujer del siglo 21.

Esther, Vashti y la mujer del siglo 21

En primer lugar, se señaló la temática de «la cosificación de la mujer, vista como objeto, tan notoriamente descrita en la Meguilá».

Esta mirada se asoció con los acontecimientos, tal se describen en el Antiguo Testamento, que se desencadenaron a partir de la negativa de Vashti, entonces reina de Persia, de cumplir la orden de su esposo el rey Ajashverosh (Asuero), de presentar ante él.

Naturalmente, esta actitud rebelde por parte de la reina, que contradecía el mandato imperante de que la esposa debe obedecer al marido, generó el temor de que se propague entre las mujeres por lo que se ordenó reunir jóvenes vírgenes de todo el territorio del reinado y llevarlas a la capital para prepararlas, durante un año, para «poder ser poseída por el rey y satisfacer sus instintos».

La transformación de este hecho -caracterizado en el trabajo como «violento y bárbaro»-, en la tradición judía en la celebración de concursos de belleza inspirados en la imagen de la reina Esther, genera un profundo cuestionamiento. «(…) acaso nuestra sociedad no repite el mismo ritual de cosificación de otra manera»?

Por otro lado, se destacó que hacia el final del relato bíblico Esther «se humaniza (…) saliendo de su estado de pasividad al de la acción, dignificando su condición humana», resaltando que para enfrentar el poder debió antes que nada superar «su propia sumisión».

También se sostuvo que la interpretación generalizada de la actitud de Vashti desde, el enfoque de la época, no contempla la posibilidad que tal vez fue una reacción a la «profanación de su honor humano y femenino».

Finalmente, se sugierió aprovechar la crónica de los acontecimientos que dieron origen a la celebración de Purim para «desafiar los estereotipos y la hipter-sexualización que conduce a una cultura en la que la violencia contra las mujeres es desenfrenada y aceptada».

***

En el artículo «Día Internacional de la Mujer, una óptica judía», de la misma autora, publicado en el mismo sitio (Mujer y Judaísmo) se plantea, articulando con lo antedicho, la necesidad de que el feminismo judío se centre no solo en incrementar «la inclusión de la mujer en el ámbito de lo comunitario judío (…) más importante aún, en la inclusión de la mujer en el ámbito de lo espiritual y lo halájico, sugiriendo ampliar la mirada de los juristas (poskim) hacia los derechos de la mujer contextualizados en el siglo 21.

Referencia
Barylka, E. (10 de enero 2021) Día Internacional de la Mujer, una óptica judía. Mujer y Judaísmo.

Updated: Feb. 25, 2021
Print
Comment

Share:

Facebook comments:

Add comment: