Janucá 2020 - Un renovado encendido de luces

Published: 
6 de diciembre 2020

Malbergier Ester Mirta. Profesional independiente en el campo de la educación judía. Se dedica al asesoramiento y capacitación en el marco de la red escolar judía de Argentina. Coordina proyectos de formación continua de docentes y directivos. Elabora materiales destinados a la enseñanza de Estudios Judaicos.

«Janucá habla de inaugurar, insta a educar, inspira a vivir como se debe y no a vivir como se quiere. He allí el milagro. Porque cuando se lucha y se sabe por qué, entonces el milagro es posible, sin importar el resultado. Importa, tal vez, lo que se ‘enciende’ a partir de esa victoria.» (Rab. Mordejai Maarabí, Debarjá iair, Que tu palabra ilumine, pág 252)

La festividad de Janucá y las luces que encendemos en ella iluminan con una luz especial el valor de la diversidad en el encuentro respetuoso con los «otros», nuestros prójimos. Una luz que es símbolo de bondad, moralidad, progreso y sabiduría. Y que tiene el poder de alentar la esperanza.

En este particular ciclo lectivo 2020, hemos transitado momentos difíciles, angustiantes y oscuros, que nos interpelaron en nuestro particular modo de ser padres o hijos, abuelos o nietos, maestros o alumnos, habitantes todos de este planeta acosado por la pandemia. Pero no nos dejamos abatir.

Según el Rav A. Kuk, todos los seres humanos poseemos en nuestro interior una vela encendida. Esa vela simboliza nuestra fuerza interior, que nos impulsa a enfrentar los desafíos. Y su potencia nos fortalece para que, todos juntos, iluminemos al mundo entero y lo transformemos, día a día, en un mundo mejor.

Si de educadores se trata, nuestra luz interior y la pasión por educar que nos anima, nos permitieron, a lo largo de este año, aportar toda nuestra potencia para hacer frente con amor, cuidado, dedicación y creatividad al desafío de agregar luz y solidez a un mundo que se tornaba oscuro y confuso.

Inauguramos, entonces, nuevos modos de hacer escuela. Aprendimos múltiples modos de enseñar para que nuestros estudiantes puedan aprender. Y contagiamos de luz a niños y jóvenes que se reinauguraron como estudiantes y pudieron seguir haciendo crecer su propia luz interior.

Hoy nos miramos, y en la enorme alegría por el reencuentro en las escuelas, nos vemos todos iluminados por las innumerables luces que logramos encender.

¡Qué bueno que nuestro calendario judío nos regale, para finalizar el ciclo lectivo, el festejo de Janucá, la Fiesta de las Luces!

¡Festejemos Janucá con alegría y regocijémonos por las renovadas luces que, una vez más, nos inspiran a brindar por la vida, por la educación y por la continuidad!

¡Jag HaJanucá saméaj!

Referencia
Maarabi, M. (2005) Debarjá Iair: Que tu palabra ilumine. Montevideo, Uruguay: Centro Educativo Sefardí:

Updated: Dec. 06, 2020
Print
Comment

Share:

Facebook comments:

Add comment: